¿CUÁNDO ACUDIR AL PSICÓLOGO?

En muchas ocasiones nos preguntamos…¿es normal qué me sienta así?, ¿hasta qué punto es problemática la conducta de mi hijo?, ¿me debería peocupar por este malestar interno que siento y por ese nudo en la garganta que a veces apenas me deja respirar?…pues si bien es cierto que muchos de nuestros comportamientos no tienen por qué ser preocupantes, hay momentos en los que nosotros mismos no somos capaces de salir de ciertos estados anímicos o nos sentirmos incapaces de corregir ciertos comportamientos en nuestros hijos,

Uno debe pedir ayuda externa cuando esos estados anímicos están interfiriendo en nuestra vida cotidiana, por ejemplo: si estoy tan ansios@ que soy incapaz de ir a comprar sol@ (o cualquier tarea que antes realizaba sin ninguna dificultad), o cuando las ganas continúas de llorar me impiden hacer las tareas diarias.

Hay que entender que no somos constantes en lo que al ánimo se refiere, nunca estamos igual (en una escala) de un día a otro, pero cuando ese estado nos está perjudicando en la cotideanidad es importante pedir ayuda. Esa ayuda externa nos ayuda a ver las cosas de diferente manera, a replantearnos ciertos aspectos de nosotros mismos que ni nos habíamos planteado, y hay que ser conciente que somos capaces de cambiar, y ese cambio nos ayuda a mejorar.

El psicólogo no es un mago ni tiene poderes, simplemente te ayuda a ver las cosas de diferentes puntos de vista, a replantearte aspectos de ti mismo, te facilita herramietas y te enseña métodos como son la relajación, parada de pensamiento, control del tiempo, etc., pero el trabajo es siempre personal , el terapeuta irá a tu lado como un guía, pero el esfuerzo siempre debe ser de aquel que demanda ayuda.

Cabe señalar que el psicólogo no receta ningún tipo de medicación, no está autorizado ni tiene los conociemientos médicos, aunque en ocasiones puntuales la medicación va a ser necesaria para poder trabajar con la persona. En estos casos se realiza un trabajo conjunto médico/psicólogo, en cuanto a la evoución del paciente.

¿Y cuándo no sé cómo comportarme con mis hijos?….ya es bien sabido que los niños no vienen con instrucciones, y aunque si así fuese de poco valdrían porque cada uno de nosotros somos diferentes, aunque es cierto que los comportamientos se cambian, se corrigen a través de diferentes herramientas, y trabajo conjunto entre padres, terapeuta y niños. El psicólogo trata diferentes aspectos en relación a los niños, desde problemas de conducta (continúas pataletas, berrinches, desobediencia), miedos (a dormir solo, a estar a solas con animales…), inseguridades, autoestima, hábitos de estudio, hiperactividad, etc…y el pedir ayuda no quiere decir ser un mal padre o madre, si no todo lo contario: significa el querer aprender y mejorar, no dejar pasar comportamientos que no proporcionan nada positivo al menor.

¿Y cuándo vemos que a nuestros mayores les empiezan a fallar ciertas facultades?, en estos casos puedo ayudarte a seguir trabajando aspectos como la memoria, habilidades motrices…y desde la propia casa, lo cual favorece el ambiente de trabajo. El seguir apoyándoles y ayudarles es esencial para una buena calidad de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s